¿Por qué mi centro de planchado echa agua?

[anuncio_b30 id=1] ¿Te ha pasado alguna vez que has empezado a planchar ropa a toda prisa y tu centro de planchado ha empezado a echar agua sucia?

Tienes una mezcla de sorpresa, incredulidad y enfado…No sólo no te la vas a poder poner sino que además las manchas negras del agua te van a hacer lavarla de nuevo.

Algunos centros de planchado y también planchas de vapor tradicionales pueden echar agua con barro y dañar la prenda.

Pero que no cunda el pánico.

Se trata de un problema relativamente común, pero no es difícil de resolver. Te vamos a enseñar como solucionarlo.

Es cuestión de averiguar la causa y, aunque puede haber varias razones detrás de esta situación, la más común (exceso de cal) es fácil de arreglar.

Lo más recomendable para evitar llegar a este punto, es siempre prestar atención al mantenimiento del centro planchado siguiendo las instrucciones que da el propio fabricante.

Por supuesto, en caso de no poder resolver el problema fácilmente en casa, debes acudir a un servicio técnico autorizado por la marca para revisar con más profundidad qué está generando el problema y darle una solución.

Mi centro de planchado echa agua: ¿A qué se debe?

Aunque es normal que cuando estamos planchando a veces se escape alguna que otra gota, no es normal cuando es una gran cantidad y mucho menos cuando el agua que sale está sucia.

Este último aspecto, de hecho, es terrible porque nos obliga a lavar otra vez la prenda y, dependiendo del tipo de tejido, la mancha puede salir con más o con menos facilidad.

Son 3 razones, principalmente las que pueden causar este fenómeno:

  1. Los restos de tejidos que se quedan en el interior de la plancha de vapor por el uso de las altas temperaturas
  2. Por la Falta de uso durante un tiempo
  3. Por la Acumulación de Cal

La primera causa por la que los centros de planchado pueden echar agua es por las altas temperaturas, especialmente los centros de planchado con alta potencia y gran salida de vapor.

Estos centros hacen uso del líquido a altas temperaturas hasta que se llega al punto de evaporarse. 

A continuación, el vapor es esparcido a través de un tipo de malla, con el objetivo de que llegue a todas partes de la prende de manera uniforme.

Este tipo de tecnología es ideal porque combina una gran potencia para eliminar las arrugas y al mismo tiempo reduce las probabilidades de dañar o quemar los tejidos.

Sin embargo, cuando la plancha de vapor está sucia o se te ha quemado alguna prenda, micro partículas de estos elementos pueden pasar a través de los conductos de la plancha y acumularse y formar barro.

Cuando se vuelve a utilizar sale agua y lo peor es que en muchas ocasiones se trata de agua sucia, con esos restos.

La segunda razón por la que puede ocurrir esto es si no has utilizado tu centro de planchado en mucho tiempo.

Como cualquier otro equipo, cuando no lo utilizamos se deteriora más rápido e incluso puede llegar a oxidarse.

Además, en este último punto también influye el lugar de almacenamiento. 

La tercera causa es el exceso de cal, que veremos más abajo de forma más amplia.

¿Cómo evitar que el centro de planchado eche agua?

Una vez que sepas la causa del problema, es hora de tomar soluciones.

Si la razón detrás de que el centro de planchado eche agua es la suciedad, la solución más rápida y práctica es hacer una limpieza profunda de este electrodoméstico.

Es importante examinar concienzudamente si algún lugar de la suela de la plancha de vapor está oxidado y reparar este problema, porque después será más complicado eliminarlo por completo.

Otra razón natural por la que se puede generar suciedad es por la acumulación de cal, y es que, si bien muchos centros de planchado modernos incluyen filtros para la cal, los modelos que no tengan ese sistema antical deberán hacer una limpieza profunda.

Incluso, si tu centro incluye este filtro, es importante que lo limpies con frecuencia para alargar la vida útil del mismo y poder planchar la ropa sin problemas.

mi centro de planchado echa agua
Limpieza final de la Suela

La limpieza de la cal en el equipo

De las 3 causas que hemos enumerado, esta puede que sea la más común y a la que dedicaremos algo más tiempo exn explicar.

¿Cómo limpiar la cal del centro de planchado?

En realidad, es un procedimiento sumamente sencillo, incluso algunos centros de planchado incorporan la función de auto limpieza, lo que facilita, aún más, este procedimiento. 

Para la limpieza, debes examinar el calderín y el depósito de agua, porque son las áreas en donde más se acumula la cal, elemento que puede llegar a dañar el óptimo funcionamiento del aparato.

Los pasos para limpiar el depósito son, en realidad, muy simples y los podemos dividir en varias fases:

  1. Lo primero que hacemos es separar el depósito del centro y quitar el tapón lateral (dependiendo del modelo) donde vamos a tener acceso a la caldera. Primero revisamos la varilla y la limpiamos con un estropajo si tenemos resto de suciedad.
  2. Vaciamos y Limpiamos el depósito de agua: este depósito suele ser extraíble. Vaciamos el agua y el barro que haya soltado.
  3. Si tiene incrustaciones de cal y dependiendo del tamaño del depósito, puedes agregar una mezcla de agua y vinagre blanco(si el modelo no tiene programa antical). Lo ideal es 100 ml de agua y 100 ml de vinagre. Deja actuar la mezcla durante 15 minutos, tiempo más que suficiente para despegar la cal acumulada. Transcurrido el tiempo anterior, vuelve a enjuagar el depósito con agua limpia y déjalo secar.
  4. Limpiar el calderín: ubicado en la base del aparato, en esta área es donde se produce el vapor, por lo que suele quedar agua acumulada. Para limpiarlo, deberás esperar a que el centro esté completamente frío, después deberás retirar los tapones y voltear el calderín para eliminar el exceso de agua. Haz una mezcla de 20 ml de agua y 20 ml de vinagre, deja actuar 15 minutos, enjuaga muy bien con agua y deja secar muy bien.
  5. Limpieza del filtro: por último, pero no menos importante, limpia el filtro del centro de planchado. Bastará con colocar el filtro bajo el chorro del agua hasta que ya no haya restos de cal. Por último, podrás colocarlo nuevamente en el centro de planchado.
  6. Auto limpieza: con todas las piezas del centro de planchado limpias, secas y debidamente colocadas, activa el modo de auto limpieza (si el modelo dispone de él) y listo.
  7. Queda una última comprobación, tomando el cuerpo de la plancha de vapor y poniéndolo de bajo del grifo. Con el termostato de la plancha bajo, pulsamos la salida de vapor, ayudando a que el barro se vaya echando agua del grifo sobre la suela, hasta que ya no quede nada.

Como hemos visto, limpiar el centro de planchado para evitar que eche agua y prolongar su vida útil es, en realidad, muy sencillo, pero te voy a dar un consejo extra para evitar en el futuro estos problemas:

Si no usas agua destilada y echas agua del grifo a la plancha de vapor, pásala antes por una jarra purificadora de agua con filtro.

Si haces esta limpieza con regularidad, los resultados serán aún mejores.

Deja un comentario