Alarmas

¿Cuál es el Mejor Sistema De Alarma?

La protección que tenemos normalmente en nuestro negocio o nuestra casa, normalmente dispositivos que tienen por objeto frenar y dificultar la entrada, como puertas blindadas, rejas, letreros, pegatinas, etc., que por muy fuertes y precisos que sean, pueden ser violados con bastante facilidad por los delincuentes.

Por esta razón, la seguridad suele garantizarse mediante una protección activa, a fin de detectar e informar, tanto localmente como a distancia, de los intentos de intrusión. Para ello se instala un sistema antirrobo válido y eficaz (videovigilancia y alarma), que evalúa los puntos débiles y vulnerables del edificio.

Antes de ir a evaluar las mejores marcas del mercado, basándonos en las revisiones y opiniones recogidas en la web, y en los precios de los distintos aparatos, intentamos comprender lo que el mercado nos ofrece para que nuestro hogar sea seguro.

¿Cuáles son los tipos de alarma?

Hay dos tipos principales de sistemas de alarma: por cable e inalámbricos.

Alarmas con cable:

el sistema de alarma consiste en una red de cables eléctricos que se incrustan en la pared y que conectan los distintos componentes (cámaras externas e internas, etc.) del sistema dispuesto en la vivienda. Se alimenta de un circuito eléctrico de bajo voltaje (220 v, el de nuestras casas).La instalación es ideal en edificios en construcción, rehabilitados o en el caso de que los conductos del sistema eléctrico puedan albergar los cables.

De lo contrario, un sistema de este tipo requeriría costos y tiempo considerables. Es un sistema muy seguro, porque los cables están incrustados en la pared y, en caso de que se corten, activarían la alarma.

Alarma inalámbrica

No se necesitan cables, los distintos componentes se comunican gracias a las ondas electromagnéticas. La energía es suministrada por baterías de larga duración, cuya carga está bajo control. Por lo tanto, el sistema es funcional incluso en caso de un apagón o un fallo en la red eléctrica.

Los tiempos de instalación son cortos y los costos generales son bastante bajos. La mejora de estos sistemas ha hecho que el riesgo de interferencias radioeléctricas sea casi nulo. Además, este sistema puede modificarse con el tiempo y, en caso de mudanza, puede ser reinstalado en la nueva casa.

Estos dos tipos de instalaciones también pueden mezclarse y/o integrarse.

  • Sistemas mixtos: parte del sistema se construye por cable (normalmente la central de alarma y las sirenas), parte por radio (los otros elementos).
  • Sistemas integrados: Se combinan medidas de protección activas y pasivas. Por ejemplo, la cerradura electrónica de la puerta de seguridad está conectada a la alarma antirrobo.

También se pueden distinguir los sistemas de alarma:

Perimetral, dispuesto a lo largo de las paredes exteriores de la casa y las áreas exteriores en general. Creo que puede ser útil entrar en estos sistemas con más detalle.

Volumétrico, con sensores dentro de la casa que interceptan los cuerpos, los movimientos y las variaciones de temperatura.

También en este caso, lo ideal es integrarlos porque, si un ladrón logra superar la protección perimetral, se dispara la alarma volumétrica.

sistemas de alarma

¿Cuáles son los elementos de un sistema de alarma antirrobo?

Hay que señalar que el sistema de alarma antirrobo debe ser diseñado "a medida", de acuerdo a las características de la casa. Es necesario estudiar cuidadosamente el plan según el cual es posible destacar los puntos críticos de riesgo de robo: la ubicación de las habitaciones, el tipo de acceso a la casa y la presencia de terrazas o balcones. A partir de aquí, hay que actuar sobre los elementos del sistema de alarma antirrobo.

Cualquier sistema de alarma antirrobo siempre está compuesto de tres elementos:

  • El sistema de alarma central, con la fuente de alimentación y la batería de acumuladores;

Es la unidad a la que llegan las señales de los detectores y desde la que se activan los dispositivos de alarma. Es un cuerpo de metal, que contiene la electrónica y la batería de reserva. A menudo hay un teclado a través del cual, con un código de seguridad personal, se activa o desactiva el sistema de alarma.

Puede ser programado y activado por entrada numérica en el teclado, una llave magnética o por teléfono para los modelos GSM. En los modelos más innovadores, la gestión también puede realizarse a través de Internet, con su propio teléfono inteligente, gracias a la APP adecuada. Esta es una solución extremadamente eficiente - especialmente si se combina con un sistema de vigilancia por video - que le permite mantener su casa bajo un estricto control.

El dispositivo de control también puede estar equipado con un código antirrobo, útil cuando el ladrón obliga al propietario a desactivar la alarma antihurto: al escribirlo, se envían señales de alarma silenciosas a través del marcador telefónico (un dispositivo que advierte por teléfono algunos números preestablecidos).

  •  Los sensores, que detectan los intentos de intrusión;

Son esos dispositivos los que detectan la presencia de un intruso.

Algunos detectan el movimiento del intruso (ultrasonidos), otros detectan el calor emitido por el cuerpo del intruso (detectores infrarrojos pasivos), otros, llamados "puntuales" (contactos magnéticos), detectan la apertura no autorizada de puertas y ventanas.

Recientemente también han aparecido sensores de doble tecnología: en la misma unidad hay sensores sensibles a estímulos de distinta naturaleza (infrarrojo pasivo; ultrasonido + infrarrojo pasivo), que tienen la ventaja de reducir la incidencia de falsas alarmas.

Además, es posible insertar sensores para situaciones de riesgo. Por ejemplo, un detector de humo o un detector de inundaciones, equipado con una válvula solenoide.

  • Los dispositivos de alarma locales y/o remotos (sirenas, marcadores telefónicos).

La señalización de la alarma es la función fundamental del sistema de alarma. Una vez que la información de la alarma llega a la unidad de control, ésta la almacena y activa los dispositivos proporcionados para señalar esta situación.

Hay varias técnicas de señalización en uso. Lo más común es emitir sonidos de alta intensidad a través de sirenas. Además, la sirena puede estar equipada con un intermitente, lo que facilita la identificación de la casa de la que procede la alarma.

Es aconsejable colocar junto a las sirenas un marcador telefónico capaz de enviar uno o dos mensajes de voz pregrabados de alarma, utilizando la línea telefónica normal. El mensaje se transmite a una serie de números telefónicos preestablecidos o a la sala de operaciones de la Policía local o a una empresa de Seguridad privada, este último con servicio de custodia de llaves.

Las nuevas alarmas en el mercado son las sirenas "parlantes" que emiten un mensaje pregrabado en lugar del habitual sonido habitual de las sirenas clásicas.

Lo Más Vendido en Alarmas