Placas de Cocina

Mejores Placas de Cocina

Es uno de los aparatos indispensables en todas las cocinas.

Las placas de vitrocerámica, de gas, eléctrica o de inducción son los distintos modelos de placas de cocina que podemos encontrar en el mercado y pueden ser de diferentes formas para satisfacer todas las necesidades.

Para no equivocarnos, es importante comparar los diferentes modelos antes de comprar online, para lo que tendremos en cuenta los siguientes factores:

  • número de quemadores o zonas de cocción: se pueden comprar modelos con una sola zona de cocción hasta un máximo de 8, el número debe ser evaluado de acuerdo al tamaño de la unidad familiar
  • tipo de cocina: de gas, eléctrica, de inducción o mixta
  • dimensiones de la cocina, es decir, es necesario considerar el espacio disponible (anchura, altura y profundidad) para la instalación. El ancho estándar comienza desde 30 cm hasta 95 cm, la profundidad es generalmente de 51 cm.
  • eficiencia energética según el tipo de placa de cocina (los modelos de inducción son más eficientes que los modelos de gas)
  • diseño, de forma que pueda integrarse con el mobiliario que tenemos. Puedes elegir entre modelos con un estilo moderno, elegante o rústico y diferentes colores y materiales ya que hay gran variedad de modelos, precios y ofertas en el mercado.

¿Cuál comprar?

Depende de las necesidades de cada familia, para decidirnos por el tipo de placa de cocina a comprar.

Las placas de cocina  de gas butano es sin duda uno de los tipos más populares en las cocinas españolas.

La razón principal de esta elección es una cuestión practica. El gas es una fuente de energía económica, aunque tiene la desventaja de ser de baja eficiencia energética, en comparación con un modelo de inducción.

Además, al comprar un modelo de gas se puede utilizar cualquier tipo de olla, a diferencia de las placas de inducción.

Los modelos que se encuentran en el mercado hoy en día están equipados además con encendido automático, es decir, cada quemador se enciende con sólo girar la perilla correspondiente, sin necesidad de usar un encendedor de gas o cerillas.

Las placas de gas están además  equipadas con válvulas de seguridad que aseguran que el suministro de gas se interrumpa cuando la llama se apague accidentalmente.

Muy valorados son los modelos de gas donde precisamente la superficie de apoyo es una superficie de vidrio templado o de vitrocerámica.

La placa de inducción, cada vez más popular se basa en el uso de campos magnéticos y corriente eléctrica, de forma que sólo se calienta la zona que está debajo de la sartén, mientras que el resto de la placa permanece a temperatura ambiente, evitando así las quemaduras.

Las ventajas de las placas de inducción son muchas. Las pérdidas de calor se reducen significativamente, si no son nulas, asegurando así una alta eficiencia energética.

Además, las ollas y sartenes se calientan mucho más rápido y, por consiguiente, la cocción es más rápida.

No sólo hay una distribución óptima del calor, sino también un control preciso y rápido de la temperatura.

En algunos casos también suelen tener una pequeña pantalla que muestra el tiempo de cocción transcurrido, o puede accionarse un temporizador para cada zona de cocción, de modo que la zona se apague automáticamente cuando expire.

Además, gracias a su superficie lisa, las placas de inducción son muy fáciles de limpiar.

En cuanto a los sistemas de seguridad, los principales dispositivos que suelen incluirse en los mejores modelos son: la luz indicadora de calor residual, el sensor de control de temperatura y el dispositivo de seguridad infantil que bloquea el panel de control para que no lo encienda accidentalmente un niño.

Otro punto fuerte de las placas de inducción es la función puente, que permite unir de dos a cuatro zonas de cocción en una más grande para poder usar ollas y sartenes de grandes dimensiones o con formas ovaladas o rectangulares.

Los modelos Siemens de la gama FreeInduction ofrecen una flexibilidad aún mayor: se pueden posicionar diferentes ollas y sartenes a voluntad hasta cuatro piezas en toda la superficie de la placa de cocción.

Gracias a sensores especiales, se puede identificar el número y el tamaño de las ollas y sartenes.

No todo son buenas noticias: Las placas de inducción son más caras que las de gas y además sólo funcionan con una batería de cocina especial, que suele ser más cara que las tradicionales de aluminio o cerámica.

Además, también hay placas de cocinas combinadas o mixtas que combinan quemadores de gas y una o más quemadores eléctricos en un solo aparato. Sin embargo, este tipo de placa no es muy común,de forma que no hay muchos modelos disponibles en el mercado.

¿Qué diferencia hay entre placa de inducción y vitroceramica?

Una de las principales diferencias está en el tiempo de cocción. En una placa de inducción se tarda la mitad a la hora de preparar un plato ya que el sistema es diferente.

Las de inducción calientan el recipiente directamente a través de campos electromagnéticos. La vitro, que utiliza resistencias, lo que hace calentar mediante calor radiante el recipiente

En cuanto a su funcionamiento también hay diferencias lo que determina que también haya un distinto gasto energético. Las de inducción consumen un 30 o 40 % menos que la placa convencional ya que calienta directamente el recipiente y eso hace que no haya fugas de calor.

A efectos prácticos las placas de inducción son también más fáciles de limpiar de forma que retirada la olla se puede limpiar la zona de cocción sin que nos quememos.

Finalmente todas estas ventajas de las placas de inducción tienen un precio, y es que suelen ser más caras que las vitrocerámicas, llegando a costar en algunos casos hasta el doble o triple que una vitro.

¿Dónde comprar?

Se pueden encontrar ofertas de placas de cocina baratas en supermercados, grandes superficies y tienda especializadas como El Corte Inglés, Carrefour, Media Martk, Leroy Merlin o también en tiendas online como Amazon.

En esta sección podrás encontrar un amplio surtido de placas de cocina de diferentes tipos, estilos, materiales y también distintos rangos de precios para cada presupuesto.

Las principales marcas son Siemens, AEG, Beko, Candy, Cata, Foster, Franke, SUNAVO, Clatronic, Neff, Rommelsbacher, Orbegozo, Riviera & Bar, IKOHS, Teka, Balay, Bosch, Electrolux, Whirlpool y Smeg