Cómo limpiar un quemador de gas

¿Quieres limpiar los quemadores de la cocina de gas sin esfuerzo? Consigue un recipiente y pon los quemadores desmontados en él. Vierte agua tibia, un poco de jabón de lavavajillas y bicarbonato de sodio. Deja los quemadores en remojo durante unas horas. Transcurrido este tiempo, utiliza una esponja no abrasiva para intentar eliminar las incrustaciones que se hayan ablandado gracias al tiempo que ha estado en remojo.

A continuación, te proponemos algunos métodos sencillos para la limpieza de los quemadores de gas, que son fáciles de hacer y no te quitarán mucho tiempo. Ponte los guantes, abre el armario y… ¡adelante!. Elimina la grasa quemada y reseca y pronto tendrás una cocina que parecerá como nueva.

cómo limpiar los quemadores de has de la cocina

Una cocina perfectamente limpia es el sueño de todos.

Cuando se nos incrusta la grasa en los quemadores de gas de la cocina, queremos gritar y salir corriendo. Pero la suciedad permanece y, tarde o temprano, tenemos que lidiar con ella.

Pero para conseguirlo, debemos dedicarnos a limpiar los quemadores de gas inmediatamente después de cada uso, para que la suciedad no se incruste y su limpieza sea mucho más fácil.

Por desgracia, no siempre podemos limpiar los quemadores de gas inmediatamente después de su uso, así que ¿Qué podemos hacer?

Usa algunos de los 5 trucos maravillosos que te proponemos para que los hierros de tu cocina estén tan brillantes como el primer día…¡y sin usar productos tóxicos!

Método 1: Limpiar los quemadores de las cocinas de gas con vinagre blanco

Como ya te contamos en este post, el vinagre blanco es un buen aliado para la limpieza del hogar, y en nuestro caso el vinagre también puede ayudarnos.

En un cazo con agua y vinagre, pon los quemadores y luego las coronas en remojo: llévalos a ebullición y deja que transcurran cinco minutos. Después, deja que se enfríen al menos un poco y empieza a frotarlas con una esponja de microfibra.

Los restos de suciedad y grasa acumulados desaparecerán en un abrir y cerrar de ojos. Si la suciedad persiste, intente eliminarla con un estropajo de acero empapado en líquido lavavajillas normal.

Frotando ligeramente, conseguirás tu objetivo de tener las placas de gas butano de tu cocina en condiciones.

Método 2 : Limpiar los quemadores con bicarbonato y vinagre blanco

Este método de limpieza es muy útil y fácil de hacer.

  1. En un recipiente lo suficientemente grande, sumerge los quemadores y las coronas de gas en agua, vinagre y bicarbonato de sodio.
  2. Déjalos toda la noche y por la mañana acláralos bien uno a uno, quizás con la ayuda de un cepillo de dientes que ya no uses.

El resultado será sorprendente y muy satisfactorio: sin ningún esfuerzo tendrás una cocina perfectamente limpia.

No te olvides de dejar que las piezas se sequen bien antes de colocarlas en la encimera. En caso contrario, no funcionarán correctamente y tendrás problemas para encender el gas.

Lectura Recomendada: Cubre encimera gas baratas

Método 3: Limpieza de la placa de cocción con jabón de Marsella

¿Quién dijo que el jabón de Marsella sólo sirve para limpiar la ropa? Sin embargo, también es excelente para desinfectar y desengrasar la suciedad de los fogones. Así es como se hace:

  1. Sumerge los quemadores, las coronas y el divisor de gas con agua tibia y jabón de Marsella.
  2. Déjalo actuar durante unos 30 minutos.
  3. Cepilla la suciedad primero con un cepillo de dientes y luego con una esponja de microfibra.
  4. Acláralos bien.
  5. Déjalos secar sobre un paño antes de colocarlos en su sitio.

Además de tener una cocina que huele a limpio, también tendrás una placa que brilla.

Método 4: Cómo limpiar los quemadores con la esponja mágica o borrador mágico

¿Has oído hablar de la esponja mágica? Son esponjas de melamina con un fuerte poder abrasivo y limpiador. Hay muchas esponjas mágicas de diferentes marcas en el mercado.

Puedes elegir entre esponjas de marca o de supermercado: hay poca diferencia entre ellas y todas son de excelente calidad; por unos pocos euros puedes llevarte a casa una auténtica varita mágica de la limpieza del hogar.

Muy útil para limpiar la suciedad más resistente, por lo que es perfecta para limpiar los quemadores de gas.

Para aprovecharla al máximo, hay que seguir las instrucciones del envase:

La esponja se suele empapar en agua antes de usarla. A continuación, se puede frotar suavemente sobre las superficies incrustadas y ¡ya está! Una limpieza brillante en un abrir y cerrar de ojos.

La esponja se puede utilizar muchas veces, así que deja volar tu imaginación y empieza a fregar allí donde encuentres suciedad.

Método 5: Limpieza de quemadores y coronas de gas en el lavavajillas: ¿Es recomendable?

Seamos sinceros, cualquier cosa que encontremos en nuestra cocina la queremos meter en el lavavajillas. Sin embargo, muy a menudo eso no es posible, porque algunos materiales pueden estropearse durante el lavado.

A la hora de limpiar nuestras placas de gas, debemos hacernos algunas preguntas antes de meter todo en el lavavajillas.

  1. Si nuestros quemadores y difusores de llama son de hierro fundido, es mejor evitar lavarlos en el lavavajillas: podrían estropearse tras el primer lavado, ya que el hierro fundido es un material poroso que tiende a absorberlo todo.
  2. En cambio, si son de acero inoxidable, mételo todo en el lavavajillas: pon un programa «delicado» y listo. En este caso quedan súper nuevos y listos para el siguiente uso.

En cualquier caso, antes de hacer el primer lavado en el lavavajillas, ponte en contacto con el vendedor de tu cocina y pregúntale si es recomendable, ya que de lo contrario podrías acabar con una placa limpia, pero estropeada para siempre.

Estos son algunos de los métodos más comunes para la limpieza de los quemadores de gas, utilizando productos que normalmente solemos tener en casa.

Un último consejo: limpia a fondo la placa de gas varias veces a la semana, para que la suciedad no tenga tiempo de asentarse y se gaste menos tiempo en pulirla. Al fin y al cabo, siempre queremos que la limpieza del hogar sea muy rápida y fácil.

Deja un comentario