Cómo desatascar un plato de ducha: métodos que Sí funcionan

¿No te habrá pasado alguna vez que vas a ducharte con prisas y te encuentras que no se va el agua y tienes que desatascar el plato de ducha? ¿Se ha formado un tapón de pelo que no deja que se escurra el agua? Por muy cuidadosos que seamos, hay altas probabilidades de que en alguna ocasión se atasque la válvula por la acumulación de pelos o restos de jabón o suciedad.

Por supuesto, no es algo que suceda con tanta regularidad, especialmente si retiramos los restos de jabón y de pelos que puedan acumularse.

Sin embargo, si el atasco ya ha ocurrido, lo que probablemente estés buscando es una solución rápida y efectiva que puedas utilizar sin mayor dificultad. Si ese es el caso, debes continuar leyendo porque te explicaremos cómo desatascar el plato de ducha fácilmente con métodos que sí funcionan sin necesidad de acudir a un fontanero.

También te puede interesar: Cómo limpiar la alcachofa de la ducha

Soluciones para desatascar un plato de ducha plano

A continuación, compartimos contigo algunas soluciones prácticas y sencillas para desatascar el plato de la ducha. Por supuesto, siempre debes recordar hacer el mantenimiento posterior para evitar que se vuelva a atascar, y a la vez para prolongar el mayor tiempo posible la limpieza.

1.- Vinagre y bicarbonato de sodio

Estos dos ingredientes son un desatascador clásico en nuestra casa, son multifuncionales y también efectivos para los atascos, más aún cuando se utilizan en conjunto. Lo mejor de esta solución es que es muy fácil de aplicar y no te llevará más de unos pocos minutos. Tampoco tiene ningún nivel de dificultad. 

  1. Mezcla en un bol una cantidad de 150 ml de vinagre y una cucharada o cucharadita de 60 gramos de bicarbonato de sodio (utiliza más o menos bicarbonato en función de la cantidad de vinagre).
  2. Mezcla muy bien ambos ingredientes y luego vierte la mezcla por el plato de la ducha. Deja actuar durante 10 o 15 minutos.
  3. Mientras pasa el tiempo, coloca abundante agua en una olla y llévala al fuego hasta que hierva.
  4. Transcurridos los 15 minutos, vierte el agua hirviendo, la cual deberá pasar sin acumularse. Esto se debe a que la mezcla de vinagre y bicarbonato han ablandado los restos de suciedad y el agua caliente arrastrará dichos restos. 

como desatascar plato de ducha

2.- Limpiar el Desagüe del plato de ducha

La solución anterior suele ser considerablemente efectiva pero, si aún así el atasco continúa, lo más recomendable es hacer una limpieza a fondo, para lo que necesitarás limpiar el bote sifónico. 

Para hacer este método para desatascar el plato de la ducha, lo primero que deberás hacer es sacar con cuidado la tapadera plateada de la rejilla del plato.

Para ello, lo más probable es que requieras de herramientas especiales como un destornillador pequeño. Asegúrate de tener mucho cuidado para no perder los pequeños tornillos de la tapadera.

El bote sinfónico es el depósito que se encuentra justo debajo de esa tapadera. Una vez que tengas a la vista el depósito deberás observar si hay restos obstruyendo la tubería del cuarto de baño.

En muchas ocasiones, al levantar la tapadera suele salir parte de lo que está generando la obstrucción, que suelen ser pelos y restos de jabón.

Si lo anterior no  sucede, puedes introducir un desatascador, que no es sino un alambre delgado que metemos en la tubería.

Esta es la forma más efectiva de saber si hay algo que está obstruyendo el paso del agua. Además, con el alambre también es un poco más sencillo enganchar y extraer los restos de suciedad.

Introduce el alambre las veces que sean necesarias hasta que observes que salga completamente limpio.

En el caso que se trate de una plato de ducha de resina, también se podría usar el flexo de la ducha para meterle agua con algo de fuerza.

Después del paso anterior, puedes hacer la solución de vinagre con bicarbonato de sodio. Igualmente deja actuar durante 10 o 15 minutos y luego agrega el agua hirviendo con mucho cuidado para no quemarte.

La combinación de estas dos técnicas deberían ser más que suficientes para limpiar a profundidad la suciedad de la tubería del baño. Después de ello, el agua deberá correr sin ningún tipo de inconveniente.

Si son problemas de evacuación de agua graves, entonces sí que tendrás que acudir a un profesional.

Lectura Recomendada: Cómo limpiar y nutrir muebles de madera

3.-Mantenimiento

Una vez que hayas conseguido desatascar el plato de la ducha, es importante que hagas un proceso de mantenimiento con suficiente regularidad para evitar que se vuelva a atascar.

Es recomendable que todas las semanas se realice una limpieza a fondo de la ducha y al finalizar vierte agua caliente para evitar que se acumule cualquier resto de suciedad.

Por otro lado, puedes aplicar la mezcla de vinagre y bicarbonato cada dos o tres meses, solo a modo preventivo o simplemente aplicarlo cuando observes que el agua comience a acumularse. Es importante que apliques la solución antes de que el problema se siga acumulando.

Junto a todo lo anterior, si las soluciones anteriores no funcionan, puedes comprar productos especiales para desatascar tuberías o llamar a un profesional para que resuelva el problema lo más rápido posible.

En algunos casos, el problema no es suciedad, sino un problema estructural de las tuberías del cuarto de baño que debe ser resulto por profesionales capacitados para esa tarea. En cualquiera de los casos, el proceso de mantenimiento posterior es muy importante para evitar que el problema vuelva a surgir una y otra vez con mucha regularidad.

También asegúrate de limpiar los restos de  pelo y de jabón que puedan acumularse después de cada ducha. Con todos estos consejos, no volverás a tener este tipo de problema en mucho tiempo. 

Lectura Recomendada: Mejores Extractores de Baños Potentes y Silenciosos

Además de este artículo sobre cómo desatascar el plato de la ducha, en Nuestra sección de Hogar tenemos muchos más consejos interesantes para tu casa!!

Deja un comentario