Consumo colaborativo¿Por qué AHORA es el mejor momento?

¿Consumo colaborativo?¿Y con eso podemos ahorrar…?

Pues esta nueva economía te rodea.El consumo y el consumismo está al orden del día.

La economía tradicional se enfrenta a otra que cada vez tiene más adeptos: la economía colaborativa.

Desde compartir la mesa del ave, alquilar un piso el fin de semana, compartir coche, a comprar una bici de segunda mano…

El consumo colaborativo gana popularidad día a día, probablemente porque respondemejor que otros modelos a las necesidades de quienes confían en él.

¿Qué es el consumo colaborativo y cómo se puede ahorrar con él?

consumo colaborativo

Las posibilidades son cada vez más grandes…

Y el acento se ha puesto en aquellas iniciativas entre particulares que intercambian bienes y servicios a través deuna plataforma digital.

Sin embargo, esa definición es demasiado restringida, porque en realidad el fenómeno que describe ni esnuevo ni está limitado a Internet.

Es algo que venimos practicando desde siempre: ocurre cuando compartimos coche y gastos para ir al trabajo con un compañero, vendemos algo de segunda mano a un vecino, hacemos un trueque con un amigo o donamos ropa de bebé a otros padres, entre otros muchos ejemplos.

Las transacciones dentro de nuestra red de contactos son una forma más de consumo colaborativo, y lo llevamos haciendo desde hace mucho tiempo, pero el boom de esta forma de consumo puede perjudicar los derechos de otros consumidores (¿has oído las protestas de los taxistas?) y necesita evitar ciertas situaciones de ilegalidad mediante la regulación de esta economía colaborativa.

El caso es que es una realidad.

No obstante, también hay mensajes alarmistas sobre la falta de garantías o de seguridad que conlleva un trato entre particulares, que, muchas veces desconocidos, parecen desproporcionados.

Al hablar de consumo colaborativo, no estamos tratando de algo anecdótico: gran parte de la población dice haberlo practicado alguna al menos una
vez en su vida.

Nada que sorprenda, pues la compra-venta o donación de objetos de segunda mano es una estrategia a la que la mayoría hemos recurrido.

Pero incluso si excluimos ese ámbito concreto,hay más tipos de iniciativa colaborativa.

Lo que resulta incontestable es que aquellos que sí han intercambiado una plaza de aparcamiento, arrendado un alojamiento vacacional a un particular o participado en un micromecenazgo, por citar solo algunas experiencias más habituales, se declaran mayoritariamente contentos con su resultado.

Los problemas que pueden darse en el uso del consumo colaborativo, por el contrario, son cuantitativamente pocos y rara vez revisten mucha seriedad.

Por ejemplo, entre los que compartieron transporte, hay quien se queja de falta de afinidad con otros pasajeros y de impuntualidades, mientras que una casa sucia o que no coincidía con la descripción, o bien unos inquilinos desaprensivos, suelen ser las incidencias más representativas entre quienes quedan insatisfechos con un alquiler o trueque de alojamiento.

¿Y que posibilidades tenemos de consumo colaborativo?

Muchas y variadas.

De forma resumida…

En Tema de transporte:

  • Alquiler de coches o plazas de garaje P2P
  • Trayectos compartidos o carpooling (Blablacar…)
  • Ride sharing (tipo Uber…)
  • Carpling para compartir la mesa de Ave, por ejemplo en los trayecctos de Barcelona-Madrid o Sevilla- Madrid.

Consumo Colaborativo en materia de alojamiento:

  • Alquiler vacacional a particulares
  • Intercambio de casas Hospedaje gratuito

Por ejemplo Airbnb con más de 191 países que participan.

El consumo colaborativo de Segunda mano es el más utilizado:

  • Compra-venta entre particulares
  • Donación de objetos
  • Trueques

Los casos más conocidos de Mil Anuncios, Ebay, Segunda Mano o Wallapop.

En estilo de Vida:

  • Huertos compartidos
  • Banco de tiempo, microtareas
  • Educación p2p
  • Crowdfunding
  • Préstamos (crowdlending)
  • Grupos de consumo

Verkami, es la plataforma de crowdfunding líder en España para proyectos creativos…

[youtube id=”qHfxv50pf9I” align=”center” mode=”normal” maxwidth=”600″]

En fin, muchas posibilidades de aprovechar en este momento el consumo colaborativo para ahorrar…¿Lo estás probando?…No tardes.

Estaremos encantados de escucharte!

Dejar comentario