Cómo limpiar y Nutrir Muebles de Madera

Limpiar y nutrir los muebles de madera de forma adecuada es la clave para prolongar la vida de los mismos y lograr que luzcan como nuevos pese a los muchos años de uso.

Puedes usar varios métodos, como el agua y vinagre, mezclando a partes iguales y limpiando la superficie de los muebles con un paño limpio para secar inmediatamente con un paño suave y seco; con nueces; con bicarbonato de socio; frotando con una paño húmedo los muebles de madera blancos o usando aceites, como el aceite danés o cera de abeja.

Con algunos trucos muy sencillos que te contamos a continuación, además, es posible recuperar el brillo de los mismos, aunque si están muy deteriorados lo más recomendable es optar por el trabajo de profesionales.

En todo caso, el mejor plan es mimarlos y cuidarlos desde el primer día y así tendremos unos muebles muy duraderos y en perfectas condiciones. 

8 Métodos caseros para limpiar y nutrir los muebles de madera

El cuidado de los muebles de madera es más sencillo de lo que muchas personas se imaginan, pero requiere de constancia y compromiso, así como también de utilizar los productos adecuados para esta finalidad.

Los muebles de madera son estéticos y, más allá de su diseño, nunca pasan de moda. De hecho, cada día su valor se incrementa mucho más, por eso es tan importante cuidar los que tenemos en casa y así sacarles el máximo provecho.

La calidez y textura de los muebles de madera, así como también su durabilidad son las claves de que sean los predilectos por muchas personas.

Un cuidado idóneo prolonga su vida útil y lo mejor es que pueden lucir como nuevos, aunque ya tengan muchos años

Lo primero que debes saber es que hay varios productos naturales que puedes utilizar para limpiar y nutrir los muebles. Realmente, la mayoría los solemos tener en casa, son económicos, eficaces y ofrecen magníficos resultados. 

PASO PREVIO : Recuerda eliminar el polvo antes de proceder al tratamiento propiamente dicho.

1.- Vinagre y Agua

El vinagre es una sustancia que todos tenemos en casa y que es súper versátil. En este caso, es perfecto para limpiar con una sustancia completamente natural todos los muebles sin barnizar.

¿Las razones? Contiene ácidos naturales que desinfectan la superficie y desprenden la grasa fácilmente.

¿Cómo debes limpiar el mueble?

  1. Coloca en un envase de plástico o vidrio agua y vinagre a partes iguales y asegúrate de mezclarlo muy bien. Antes de utilizar el producto, deberás limpiar el mueble con un paño suave y seco.
  2. A continuación, moja un paño también suave con la mezcla anterior y pásalo con suavidad sobre toda la superficie y deja que se seque naturalmente.

Si quieres recuperar el brillo de la madera, puedes utilizar, de forma posterior a la limpieza, cera o glicerina para abrillantar la madera.

Si decides hacerlo, lo más recomendable es esperar a que pase un día después de la limpieza con el vinagre.

agua y vinagre

2.- Nueces: Para muebles antiguos

Aunque pueda sorprenderte, las nueces pueden ser tus grandes aliadas no solo para limpiar tus muebles de madera, sino también para eliminar rayones que no hayas podido quitar.

¿Cómo funciona?

La nuez tiene proteínas y aceites que se funden con la madera del mueble y generan una delgada capa protectora.

  1. Lo primero que debes hacer es limpiar con un paño seco y suave toda la superficie.
  2. Después, abre una o varias nueces y frótala de forma enérgica en el sentido de los rayones o vetas.
  3. Finalmente, utiliza otro paño para esparcir la sustancia por toda la superficie de forma homogénea. 

3.- Bicarbonato de sodio

Este método es aconsejable si el mueble presenta signos de desgaste o arañazos.

Nuestro consejo es aplicarlo directamente sobre las partes dañadas, diluido con agua y vinagre, dejar actuar y luego limpiar con un paño limpio.

Lo que conseguimos con el tratamiento con bicarbonato es que las marcas que tenga el mueble sean menos visibles.

4.- Limón, jabón de Marsella líquido y aceite de oliva: para muebles de madera muy sucios

  1. Mezcla un vaso de agua, una cucharada de zumo de limón, unas gotas de jabón de Marsella (jabón muy suave y ecológico que puedes encontrar en Amazon por 5 euros) y media cucharadita de aceite de oliva.
  2. Pon la solución en una botella de spray, agítala bien y aplícala sobre el mueble a limpiar,
  3. luego pase un paño suave. Puedes utilizar un cepillo suave para limpiar lo que quede.
  4. Después de aclarar con un paño húmedo, secar con un paño de lana.

5.- Infusión de té verde o negro : para los muebles de madera de cocina

Después de dejar que se enfríe, limpia la superficie con la infusión. Ayudará a eliminar la suciedad y a protegerla de los efectos del uso en el tiempo.

El ácido tánico, presente tanto en el té como en el café, el cacao el vino tinto y las fibras de madera, no sólo aporta brillo y conservación, sino que también es útil para eliminar las manchas de grasa.

6.-Paño húmedo : para muebles blancos

Así de simple y sencillo es este método para limpiar los muebles de madera y es especialmente útil para los muebles de madera de color blanco que suelen ensuciarse mucho más.

  1. Como siempre, deberás pasar un paño seco y suave primero sobre toda la superficie.
  2. Después del paso anterior, humedece un paño limpio y también muy suave con agua limpia y pásalo homogéneamente por toda la superficie. Es importante que el paño esté húmedo, pero no empapado. Si hay una o varias manchas que no salen fácilmente, puedes mezclar un poco de amoníaco con agua y sal.
  3. Humedece el paño con la mezcla y luego pásalo sobre la superficie.
  4. Después de este paso debes dejar puertas y ventanas abiertas para que se ventile muy bien el mueble y habitación general.

Al día siguiente, puedes utilizar cera o glicerina para que la madera no pierda el brillo.

7.- Aceite danés : para los muebles de exterior

Otra buena alternativa para cuidar tus muebles de madera ennegrecida por la humedad es utilizar aceite danés. Este aceite es una mezcla de varios aceites vegetales que suele encontrarse fácilmente en las tiendas de bricolaje. 

Se trata de un aceite que ofrece múltiples ventajas, entre las que se destacan la limpieza y el acabado de un increíble brillo natural.

De hecho, hay quienes comparan el brillo de este aceite al del barniz.

¿Lo mejor?

Puedes aplicarlo sobre cualquier tipo de madera y la mantiene nutrida por mucho más tiempo.

Además, también funciona como una magnífica capa protectora contra las manchas y rasguños en general. 

  1. Una vez más, limpia con un paño seco toda la superficie.
  2. Luego aplica el aceite con la ayuda de una brocha. Es importante que trates de ser lo más homogéneo posible para que el acabado sea idéntico en todas las partes del mueble.
  3. Después de este paso, solo deberás esperar a que el aceite se seque por completo y listo. 

8.- Aceites y cera de abeja

Si buscas cómo nutrir la madera reseca, los aceites siempre son una magnífica opción. Además del aceite danés, también puedes utilizar aceite de oliva o si prefieres una cera, lo mejor es que ésta sea de abeja.

El aceite de oliva y la cera de abeja son muy efectivos para limpiar, proporcionar brillo y proteger el mueble sin oscurecer el color del mismo.

Si quieres más brillo, utiliza el aceite y si no quieres tanto brillo, utiliza la cera.

La cera de abejas es un excelente abrillantador natural casero para limpiar madera vieja, proporciona un acabado muy agradable y, al cerrar los poros, protege la madera a lo largo del tiempo. Debe aplicarse a los muebles con un cepillo de cerdas suaves, siguiendo la veta de la madera

En ambos casos el procedimiento es muy similar, recuerda

  1. primero limpiar la superficie con un paño húmedo y en el caso del aceite utilizar una brocha para esparcirlo sobre toda la superficie.
  2. después, en ambos casos deberás esperar a que seque de forma natural y listo. 

¿Qué productos evitar en la limpieza de muebles de madera?

Hay ciertas sustancias utilizadas en la limpieza del hogar que deben mantenerse alejadas de las superficies de madera, ya que pueden dañarlas.

Especialmente deben evitarse:

  • Alcohol: dañaría irremediablemente tus muebles. Se suele emplear el vino tiento en muebles de madera oscuros, pero hay que tener mucha precaución;
  • Sosa cáustica (el hidróxido cáustico  que se utiliza en detergentes): debe utilizarse con precaución, ya que es muy corrosiva.
  • Peróxido de hidrógeno (el agua oxigenada): tiende a aclarar la madera, alterando su color natural;
  • Amoníaco: oscurece la madera y elimina el barniz que la protege.

Ahora que ya sabes como limpiar y nutrir los muebles de madera, decir que también puedes comprar productos especializados para la limpieza y cuidado de la madera, solo asegúrate de que sean aptos para el tipo específico de madera de tu mueble.

Igualmente puedes combinar productos especializados y naturales para un mejor efecto, aunque también es importante no abusar de la limpieza y nutrición.

El equilibrio es clave para que el mueble se mantenga como nuevo durante mucho tiempo, así como también el cuidado diario que le proporcionemos. 

Productos para Limpiar Madera

Preguntas Frecuentes

Lo Más buscado:

  1. Como Desatascar El Fregadero Con Agua Estancada
  2. Protector Bucal para bruxismo
  3. Amazon Warehouse
  4. Carros de Compra Baratos y Buenos

Deja un comentario