Barbacoa de Gas

¿Buscas una barbacoa rápida y sin complicaciones? ¿No quieres depender del carbón o la leña y tener que esperar a que se encienda? Entonces la que te conviene comprar es una barbacoa de gas.

Son fáciles de usar, muchas cuentan con encendido piezoeléctrico y son muy rápidas. Lo único que tiene que hacer es girar el mando y esperar a que la barbacoa se caliente.

Más abajo vas a ver los mejores modelos del mercado, así que no lo dudes y compra algunas de estas increíbles barbacoas a gas hoy mismo.!

Modelos de barbacoas de Gas Baratas Más Vendidas en 2022

Las barbacoas de gas son una magnífica alternativa para disfrutar junto a la familia y amigos de un momento de esparcimiento y, por supuesto, también para disfrutar de un sabor extraordinario y de productos naturales, como solo pueden proporcionarlo las barbacoas.

De entre la gran variedad de modelos de barbacoas, las de gas son una de las mejores opciones si buscas una buena relación entre calidad y seguridad y rapidez.

Barbacoas de Gas en Oferta destacadas por su relación calidad-precio

Entre los muchos modelos de barbacoas del mercado, es fácil desorientarse y no entender cuál es la más adecuado para satisfacer las necesidades específicas de cada uno.

Comparar los diferentes productos, tamaños y potencia de los quemadores es una buena manera de asegurarse de encontrar la mejor solución para esas necesidades.

Pero no siempre es fácil encontrar el tiempo que necesitas para tal análisis.

Si quieres hacer una buena inversión sin dedicar demasiado esfuerzo a la investigación del mejor modelo, pueden ver nuestras propuestas seleccionadas, entre las que destacan…

Campingaz Expert Plus : Para una barbacoa en Familia

  • Posee 2 quemadores regulables fabricados de acero aluminizado.
  • Gracias a su rejilla la habilidad de distribuir el calor de manera uniforme.
  • Cuenta con un par de ruedas para su movilización.
  • Mesas laterales para tener mayor comodidad durante el asado.
  • Incluye termómetro para el control de la temperatura.
  • Precio: Entre 117,61 € hasta 150,94 €

Envío Gratis

Campingaz Expert Plus

Con este modelo te saldrá la comida perfecta y con gran sabor, sin enredarte en el encendido y con el control del fuego en todo momento!.

Cuenta con una capacidad para hacer una barbacoa para toda la familia y una gran potencia capaz de distribuir el calor según tus necesidades de cocción, gracias a su rejilla hecha de acero cromado, por lo que la parrilla de calentamiento se encuentra presente en toda la extensión de la superficie del grill, facilitando su manejo.

Esta barbacoa con piedras volcánicas cuenta con hasta 2 quemadores de acero aluminizado, gracias a su tapa de acero posee la capacidad de cocción que se asemeja a un horno.

Cuenta en sus laterales con una mesa en cada lado, además de 2 ruedas para que cuando la uses puedas guardarla sin problema y una útil tapa de cristal.

Trae un sencillo termómetro para mantener vigilada el calor y la temperatura.

Como ventaja de este producto es que tendrás la capacidad de que sus 2 quemadores pueden regular en diferentes tipos de temperatura para que cocines a fuego lento o con potencia.

Si su montaje te preocupa, puedes estar tranquilo porque su manual de instrucciones es muy claro, aunque tardarás un rato en montarla.

Precio muy ajustado para la calidad de sus materiales y con la garantía de una gran marca.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar una barbacoa a gas?

De entre todos los modelos de barbacoas del mercado, para elegir la ideal para ti y que mejor se adapte a tus requerimientos, hay una gran cantidad de factores que es necesario considerar.

Lo que debes analizar principalemente antes de comprar una barbacoa de gas es el espacio en donde piensas colocarla, el tamaño y la resistencia.

En este tipo de barbacoas, a diferencia de las de carbón, se cocina de manera limpia, rápida y muy sencilla. Existen diferentes marcas y cada modelo tiene sus propias características, por eso a continuación te detallaremos los aspectos que debes revisar.

Diseño:

El diseño es un elemento esencial ya que este aspecto va de la mano con el uso que planeas darle.

Existen modelos bastantes simples con planchas de cocción, y que su funcionabilidad va acorde a sus características limitadas.

Por el contrario, hay modelos mucho más sofisticados que poseen rejillas que se pueden mover a tu voluntad y necesidad, además de tener compartimientos en donde podrás guardar los utensilios y demás elementos que desees.

En algunos casos traen hasta una tabla, los cuales podrás utilizar para tener mayor facilidad al momento de realizar la parrilla. Otro accesorio puede ser un cajón almacenador de grasa el cual ayuda a mantener la higiene de la parrillera.

Peso y Tamaño:

las que cuenta con plancha y parrilla tienen un mayor peso y diferentes dimensiones a un modelo común. Si debes transportarla constantemente el peso empieza a cobrar más importancia aún.

El espacio que ocupa seguramente será proporcional en gran medida a su peso, por lo que debes considerar todos estos elementos en conjunto.

De manera estándar una barbacoa grande puede pesar alrededor de 17 kg. En estos casos lo mejor es revisar si posee ruedas para poder desplazarla (usualmente suelen traer de 2 a 4 ruedas y un seguro que las hará mantenerse fijas).

Por otro lado, si tus requerimientos no son tan grandes, y necesitas un modelo sencillo o para viajes, existen modelos portátiles, con un peso más peso ligero y de gran facilidad para trasladar a cualquier lado.

Superficie de cocción

Éstas son indicativas de la cantidad y tipo de alimentos que se pueden asar a la parrilla, pero también de cualquier otro modo de cocción.

En la siguiente lista, analizamos en detalle los elementos que deben ser evaluados para elegir un dispositivo  de estas características:

  • Tamaño de la superficie: este es el elemento que hace la mayor diferencia, y que hace que una barbacoa sea adecuada para asar sólo un par de hamburguesas de vez en cuando o, en su lugar, para preparar grandes barbacoas con amigos y familiares y un gran número de comensales. Así que tendrás que preguntarte cuánta comida quierescocinar de una sola vez, para que puedas elegir el modelo que mejor se adapte a tus necesidades. Para que te hagas una idea de las proporciones, en el mercado puedes encontrar barbacoas de gas con un área mínima de cocción con capacidad desde 10 hasta 28 hamburguesas de una sola tanda.
  • Horno lateral: algunas barbacoas tienen un hornillo lateral, que es muy útil para cocinar o simplemente calentar guarniciones, salsas u otro tipo de alimentos, mientras la carne se prepara en la parrilla, por lo que se puede servir todo al mismo tiempo. También es deal para mantener la comida a la temperatura adecuada en todo momento.
  • Calidad de la parrilla: sobre la parrilla debe abrirse un paréntesis largo, ya que su calidad es el elemento que más diferencia a una barbacoa de gas que realmente rinde y a otra menos eficiente. Las rejillas de mejor calidad pueden consistir en dos tipos de barras, la primera de las cuales es de hierro fundido, un material que se caracteriza por una mayor capacidad de retención de calor, y por lo tanto preferido por muchos amates de las barbacoas, aunque necesita una limpieza más cuidadosa y un mantenimiento más delicado. La otra opción son las barras de acero inoxidable, que son más caras y, a pesar de retener menos calor que el hierro fundido, se consideran excelentes porque no requieren ningún tipo de mantenimiento y son muy duraderas.
  • Presencia de un plancha: la inclusión de esta superficie antiadherente es útil para cocinar alimentos de consistencia más blanda o que tienden a derretirse, como en el caso del queso, o pequeños trozos de carne que podrían caer en los huecos entre las barras de la rejilla.
  • Elevador: algunos modelos tienen una rejilla secundaria que se caracteriza por su pequeño tamaño en comparación con la principal y que se coloca de forma elevada sobre la superficie de cocción y ponerla más alta o más baja. Gracias a este accesorio es posible cocinar aquellos alimentos que no deben estar en contacto directo con la llama sino que, por el contrario, requieren una cocción más delicada, o que se quiern retardar en su cocinado.

Estructura

La estructura puede diferir mucho de una a otra e influir no sólo en el espacio necesario para colocar tu barbacoa, sino también en la comodidad del transporte y en el número de personas para las que puede cocinar: por todas estas razones es muy importante evaluar cuidadosamente todas estas características.

Cabe señalar que hay dos tipos de barbacoas de gas, a saber, las empotradas, que crean una cocina real, pero al aire libre, y son alimentados por la red doméstica de gas, y los que son en su lugar transportables, con la forma de un carro, y que son alimentados por una bombona de gas que se encuentra dentro de la estructura del aparato.

Aquí nos ocupamos de estos modelos móviles, que pueden ser de diferentes tamaños y estructuras y por lo tanto adaptarse a diferentes tipos de uso y diferentes espacios disponibles para el usuario.

Veamos en detalle cuáles y cuántos tipos de tamaños existen para una barbacoa de gas y cómo elegir la más adecuada , tanto por el tamaño que estas implican como por la cantidad de comida que puede cocinar:

  • Barbacoas portátiles: son los modelos más pequeños y prácticos, diseñados para barbacoas ocasionales al aire libre y no necesariamente en el jardín, ya que también se pueden transportar a otros lugares. Su estructura no siempre incluye ruedas, sino que está diseñada para ser colocada sobre una superficie, como una mesa exterior.
  • Pequeñas barbacoas: Aunque se llaman pequeñas, estas barbacoas no son portátiles y por lo tanto se utilizan en su propio jardín o patio. Son la solución ideal para aquellos que quieren gastar poco y comprar un modelo compacto y que ahorra espacio, ideal para familias pequeñas o para aquellos que no tienen problemas para asar la comida en varias tandas. Las barbacoas más pequeñas pueden tener un carro con un bastidor de madera o metal y casi siempre incluyen sólo dos ruedas de transporte pequeñas.
  • Barbacoa mediana: de entre todos, este es el tipo de barbacoas de gas más comunes del mercado y de mayor demanda, ya que se encuentran exactamente a medio camino entre los modelos pequeños y los más comunes. Nos encontramos modelos que se caracterizan por un carro de transporte que a veces tiene dos ruedas y otras veces cuatro y que proporciona una superficie de cocción casi el doble de la de los modelos pequeños. Estas barbacoas de gas no son transportables, pero se utilizan en el jardín o en la terraza de la casa.
  • Grandes barbacoas: en esta categoría se incluyen las barbacoas de gas más voluminosas y espaciosas del mercado que, entre otras cosas, también corresponden a los modelos más caros y sofisticados, que a menudo ofrecen funciones de cocción adicionales y otros extras. Estos dispositivos no son transportables fuera del patio o jardín y casi siempre tienen cuatro ruedas robustas, capaces de mover su estructura pesada.

Además podemos encontrar en el mercado, modelos de barbacoas mixta a gas y carbón.

En cuanto a la comodidad de utilizar y transportar una barbacoa de gas, hay que tener en cuenta el número de ruedas con las que está equipada: los modelos de cuatro ruedas son mucho más manejables, aunque sean muy grandes y pesados, mientras que las de dos ruedas facilitan el transporte y probablemente no son la elección ideal para aquellos que tienen que mover su barbacoa con una cierta frecuencia, especialmente si son pesadas.

Por último, también están los aspectos estructurales secundarios, como la presencia de estantes o compartimentos de almacenamiento y que hacen que sea aún más cómodo hacer la parrillada.

parrilla de una barbacoa de gas

¿Qué potencia debe tener una barbacoa de gas?

La potencia es un factor sumamente importante, por lo que antes de comprar cualquier tipo de barbacoa de este tipo, asegúrate de verificar cuál es la potencia.

En el caso de las barbacoas de gas, la potencia se mide en kilowatios (kw). Cuanta más potencia tenga la barbacoa de gas, mejor calentará toda la superficie.

Generalmente, la potencia en las barbacoas de gas suele estar estrechamente relacionada a la cantidad de resistencias que estén integradas en la parte inferior de la parrilla.

En este sentido, es muy importante que la potencia esté en concordancia con el tamaño de la barbacoa, y es que si, por ejemplo, la parrilla es muy grande es determinante que la barbacoa sea lo suficientemente potente.

La potencia de una barbacoa a gas generalmente oscila entre los 6kw y 17kw. Como comentamos anteriormente, cuanta más grande sea la barbacoa más potente debe ser.

Ahora bien, ¿Cuál es la potencia recomendada para una barbacoa de gas familiar para 4 personas? En este caso será suficiente con 7kw.

Sin embargo, si el objetivo es hacer barbacoas para más de 4 personas, lo que es muy usual, lo mejor es que compres una barbacoa un poco más grande, cuya potencia sea, como mínimo de 16kw.

Por todo ello vemos la importancia de determinar con exactitud, no solo el lugar destinado para la barbacoa, sino también la cantidad de personas a las que se les va a cocinar. La potencia, en este caso, es determinante para obtener los resultados deseados.

Ventajas de usarla

Una ventaja de este tipo de barbacoa, además de ser fáciles de utilizar, es que no generan humo ni generan cenizas, además de que se puede cocinar de forma directa o indirecta porque la tapa permite utilizar una función como horno.

Por otro lado, pese a lo que muchas personas pueden creer, las barbacoas de gas no tienen un impacto tan significativo en el sabor de los alimentos.

Por otra parte, dependiendo del modelo que compres, es posible que incorpore elementos adicionales como rejillas y planchas, por lo que se trata de una opción que puede ser aún más versátil para usarla de diferentes formas y con distintas técnicas de cocinado. 

Otra ventaja es que se puede regular la llama y no es necesario esperar 30 minutos o más, como ocurre con las barbacoas de carbón vegetal o las barbacoas de leña.

Todo ello sin contar que al no hacer humo ni cenizas, el proceso de limpieza posterior es considerablemente más sencillo. Con todo ello, si deseas una barbacoa, pero no quieres dedicarle tanto tiempo, definitivamente la barbacoa de gas puede ser la opción ideal. 

El gas de las barbacoas de gas está en forma líquida y se almacena a alta presión en la bombona, que tiene un regulador acoplado.

Esto te permite controlar el caudal y, por tanto, la potencia de cocción.

Una vez encendido, el gas fluye desde la barbacoa hacia una cámara de combustión externa o interna, donde se enciende mediante elementos eléctricos o llamas a través de quemadores secundarios dentro de la cavidad del cuerpo principal de tu barbacoa

¿Cómo evitar el fuego?

Una preocupación que siempre generan las barbacoas y, en este caso, las de gas, es el no poder controlar el fuego que se genera.

Por ello es importante tomar algunas medidas básicas de seguridad y así evitar pasar por situaciones que pueden volverse peligrosas y que van más allá de cocinar demasiado los alimentos.

Una forma más simple de controlar el fuego es utilizar la mitad de la parrilla y dejar la otra mitad libre.

De esta manera, podremos mover la comida a la otra parte cuando el contacto con la grasa con una llama o chispa genere llamaradas mucho más altas. En este caso, solo deberás mover la comida, con mucho cuidado y con las herramientas adecuadas para evitar quemarte, al otro extremo de la parrilla y esperar a que el fuego se vaya consumiendo, siempre con la tapa abierta.

Como comentamos anteriormente, este problema se produce cuando la grasa comienza a derretirse y entra en contacto con una de las llamas o con una chispa. Independientemente de que uses el truco anterior, es fundamental que siempre tengas a mano de un extintor en perfecto estado. Si las llamas se salen de control, no dudes en utilizarlo antes de que las mismas se extiendan más allá de la barbacoa.

La precaución es muy importante y clave para evitar accidentes graves cuando estamos haciendo una barbacoa.

Antes de utilizar el extintor, es posible que desees probar con simplemente apagar los quemadores y el gas y, por supuesto, proceder a retirar la comida hasta que se consuman por completo las llamas.

Se trata de un proceso que puede ser un poco molesto y que retrasa la preparación de los alimentos, pero es recomendable hacerlo antes de perder el control sobre las llamas. 

Por otro lado, recuerda siempre que si estás cocinando alimentos con salsas que contienen azúcar, lo más recomendable es bajar la potencia de los quemadores por debajo de los 130 grados porque el azúcar se quema a esa temperatura.

Si no lo haces, en vez de cocinar los alimentos en su punto, lo único que conseguirás es quemar la comida. 

fuego y quemadores de la barbacoa de gas

¿Cómo se limpia?

La limpieza es otro aspecto clave que siempre debemos considerar para mantener nuestra barbacoa de gas en perfecto estado durante muchos años.

Una ventaja de las barbacoas de gas es que no se deben limpiar a profundidad tantas veces como otros modelos, por lo que dependiendo del uso que le des será suficiente con hacerlo un par de veces al año.

Lo que necesitas tener a mano para limpiar una barbacoa a gas es un cepillo para parrillas, una esponja, un paño de felpa, agua tibia y jabón.

Después de cada uso haz una limpieza general, para ello enciende la parrilla a máxima potencia durante 15 minutos. A continuación, apágala, desconéctala y mientras está tibia limpia con el cepillo metálico.

Si después del uso del cepillo todavía quedan algunos restos de alimentos, retira la parrilla y colócala en remojo durante varias horas para luego proceder a lavarla con agua tibia y jabón. Después, simplemente seca muy bien la parrilla con un paño de felpa.

Es un procedimiento considerablemente fácil y rápido. 

¿Merecen la Pena?

Las barbacoas de gas son muy fáciles de utilizar. El proceso de encendido es muy sencillo, tan solo tendrás que apretar un botón.

Son barbacoas muy rápidas. Se encienden en pocos minutos por lo que se pueden utilizar a diario.

Al no necesitar mucho tiempo para su uso, ¡cualquier día entre semana también será perfecto para encenderla!

Otra ventaja de las barbacoas de gas es que son muy rápidas de limpiar. Lo único que tienes que hacer es limpiarlas con un paño húmedo y están listas para volver a utilizarse.

Ahora bien,

Pueden ser peligrosas si no se utilizan correctamente. Tienes que ser precavido para evitar fugas de gas.

También son más caras que las barbacoas de carbón o las barbacoas de hierro y son incomodas de mover y transportar, así que si te gusta llevarte la barbacoa de viaje o de acampada, puede que ésta no sea la más adecuada para ti.