9 pasos sencillos para evitar las compras compulsivas

evitar compras compulsivas

 

Ahhhhh, el impulso de comprar!! – que ruina para tus  presupuestos y tu plan de gastos. La compra impulsiva es la bestia. No importa lo buenos que somos en el ahorro y la vida sencilla que podamos llevar…a veces, puede ser difícil resistir al impulso de comprar.

Pero no temas! Estas nueve estrategias pueden ayudar.

1. Sigue la regla de tiempo prefijado antes de comprar

Y se puede fijar como tan pequeño como la “regla de una hora” y tan grande como la “regla de 30 días”, pero la idea es la misma – cuando ves algo que quieres, te esperar una cierta cantidad de tiempo antes de comprarlo. Cuanto más tiempo se pueda, mejor. Si aún deseas firmemente hacer la compra al final del período de tiempo, sólo la posibilidad de hacerlo entonces.

2. No hagas compras cuando estés alterado

Es muy fácil buscar un producto (ya sea alimentos, ropa, o cualquier otra cosa) para animarte cuando estás triste. Una de mis peores compras impulsivas fue en unos grandes almacenes. Mientras estaba allí, recibí una llamada con malas noticias. Ahora, procuro salir pitando si reibo una mala noticia o simplemente espero a qeu cambie el temporal…porque si no puedo caer!!

3. Considera cambiar ¿Cómo y dónde comprar?

Una de las cosas que me encantan de las compras online es que es mucho más fácil hacer caso omiso de cualquier objeto que nos guste – me voy a Amazon, compro lo que necesito en mi cesta, y sigo echando un vistazo. Pero sé que si me pruebo ropa en una tienda, es más probable que compre un vestido que realmente quiero. ¿La solución? A excepción de productos alimenticios, artículos de farmacia o tienda de segunda mano se encuentra, casi nunca compro en tiendas físicas.

4. No hacer compras con las personas equivocadas

Si tienes amigos que compran impulsivamente, puede ser fácil dejar que te convenzan de que todo lo necesitas y super necesario. Si quieres ir de compras socialmente, hazlo con personas que también tienen hábitos ahorro y llevan una vida sencilla .

5. Date un capricho de vez en cuando

Es mucho menos probable hacer compras impulsivas si se permiten algunos gastos discrecionales más pequeños y de forma accidental. Si se trata de preparar el presupuesto para comprar ropa para una temporada, porqué no tomarse un buen café …que mejor manera que engañar a tu mente compradora con pequeños caprichos…siempre que no te pases!!!

6. Sólo comprar cosas que luego puedas devolver

Si realmente tienes un problema con las compras impulsivas, por lo menos, compra en tiendas con buenas políticas de devolución. Un gastador compulsivo que se fija un períod de tiempo de 3 días para devolverlo pensaría: “¿Realmente lo necesito?”Tener un período tiempo de reflexión nos va a dar más posibilidades para devolver el producto.

7. No te dejes engañar por las rebajas ni descuentos

Las enormes rebajas pueden hacer que la compra sea muy tentadora. Puedes clasificar los productos que están en rebajas en dos categorías: “Tenía muchas ganas de esto” y “Oh, yo podría usar esto!” El truco es comprar sólo las cosas de la primera categoría.

8. Mantén a mano la lista de cosas que realmente quieres o necesitas

De esa manera , se pueden comprar con confianza.

9. No lleves mucho dinero a mano

Deja sus tarjetas de crédito en casa o o no lleves mucha cantidad.De esa forma, seguro que no gastas

¿Algún consejo más para frenar el impulso de comprar?

Foto: Daniel Lobo

Estaremos encantados de escucharte!

Dejar comentario